ADIESTRAMIENTO CANINO


Si quiere conseguir una buena relación con su perro tan sólo hay que establecer unas pautas desde temprana edad y, siempre mediante refuerzos positivos, enseñar una correcta relación de jerarquía que permita una convivencia agradable. En el Club de Adiestramiento Torrejón enseñamos una sólida base de ejercicios que le permitirán disfrutar de su mascota y controlar cualquier situación que se le plantee.


Nuestros sistemas educativos más comunes se fundamentan en el condicionamiento clásico y en el condicionamiento instrumental. En el condicionamiento clásico se utiliza un motivador (comida, pelota, etc) para asociar un acto con una consecuencia y conseguir el premio. A medida que el perro avanza en el aprendizaje, se va retirando el motivador y, finalmente, el perro obedece con independencia de que exista o no tal motivador. En el condicionamiento instrumental el aprendizaje se basa en aprovechar una conducta previa del perro que se refuerza mediante un motivador y una orden verbal.


Nuestro centro cuenta con una finca de 30.000 m2, ofrecemos diversos sistemas de entrenamiento pensado para las necesidades de cada uno de nuestros clientes: clase diaria del perro en el centro, educación en régimen de día, o en régimen interno. Dependiendo de las necesidades particulares de cada perro se recomendará una opción u otra.


MODIFICACIÓN DE CONDUCTAS

Las malas conductas en los perros, van directamente unidas a su educación. Normalmente, que un perro se coma cosas del suelo, no haga sus necesidades donde debe, tenga agresividad interespecífica, no pare de ladrar y destrozar cuando se queda solo en casa, etc, es básicamente un problema educacional, dependiendo también de las necesidades especÍficas de cada individuo.


Los perros recogidos en protectoras de animales, en la calle, etc, suelen tener problemas añadidos, ya que no han recibido en su infancia una socialización correcta.

Nuestro centro colabora directamente con este tipo de casos, ya que nos parece una gran labor social recoger un perro que ha tenido experiencias desagradables y adoptarlo.


CURSO DE EDUCADOR CANINO



Disponemos de cursos de educador canino, con diploma acreditado del Club de Adiestramiento Torrejón.


Si la persona que viene a realizar el curso dispone de su propia mascota, la duración es de ocho semanas.

En caso de que el interesado no disponga de mascota para realizar dicho curso, dependerá de la disponibilidad de perros que haya en el centro en ese momento.

Todos los cursos son individuales.


INICIACIÓN DE CACHORROS


Para un cachorro, que a partir de los tres meses de edad comienza a salir a la calle ya que cuenta con todas sus vacunas, lo más importante es una buena socialización.

Hay que tener en cuenta que a esta edad tan temprana están empezando a descubrir el mundo, y cualquier situación que para nosotros puede pasar inadvertida, a él puede resultarle desagradable por su desconocimiento y le puede provocar inseguridad.

Esta es una labor que puede y debe hacer el dueño con su nuevo compañero. Debemos saber que la capacidad de concentración de un perro a esa edad es mínima, por lo que lo más correcto es dejarlo crecer un poco para comenzar con su educación.

Tenemos que tener muy presente que humanizar al perro es un error, ya que en vez de plantearnos educarlo como a un perro, lo educamos como si fuese un humano, y lógicamente lo confundimos.

Para educarlo bien, tenemos que intentar ponernos en la situación del perro, saber como piensa, y porque realiza determinadas conductas, solo de esta manera podremos entenderle.


GUARDERÍA DE DÍA



Si no puede pasear a su perro en alguna ocasión, esta es su opción, disponemos de seis pistas de recreo de 3.000 m2, con saltímetros, empalizadas, etc, para que a su perro no le falte diversión.


También disponemos de un grupo de trabajo IGP especializado en rastreo, obediencia y protección, con instructores del Real Ceppa, figurantes y trazadores.


LEY PPP (LEY DE PERROS POTENCIALMENTE PELIGROSOS)


La dominancia es una característica que existe entre los perros, sobre todo en los machos, pero no discrimina por razas, se trata de una ley de supervivencia básica del perro.

Hay que tener en cuenta que el antecesor del perro es el lobo, un animal que vive en manada donde cada ejemplar ocupa una determinada posición jerárquica. Existe el lobo alfa y sus subordinados. Partiendo de esta base, imaginemos que en una manada el lobo alfa muere, entre sus subordinados se producirá una disputa por alcanzar la posición más alta de la pirámide.

En realidad, se trata de un duelo constante por subir de posición y que no corra peligro la especie que nunca debe quedarse sin un líder.

La base genética juega un papel fundamental en el comportamiento de los perros: algunos nacen para ser líderes y, sin embargo, hay perros que aceptan perfectamente su posición como subordinados. Esta característica no se puede, ni se debe, cambiar en cada individuo, hay que respetar su propia personalidad. Pero también es fundamental la educación porque supone establecer límites para convivir correctamente en sociedad.

La experiencia en nuestro centro tras educar a todo tipo de razas, mestizos, etc.. es que no existen perros potencialmente peligrosos -socialmente discriminados gracias a esta ley - si no que cualquier perro que no esté correctamente educado puede suponer un peligro.